GRAN COALICIÓN: MERKEL OPTIMISTA Y SCHULZ CAUTO