LA APERTURA COMERCIAL Y EL DÓLAR SIGUEN EMPUJANDO LAS IMPORTACIONES PARA CONSUMO