UN POLÍTICO ALEMÁN DESATA LA POLÉMICA POR HABLAR DE "SOLUCIÓN FINAL" PARA LOS REFUGIADOS