Un error en el diseño de los chips de Intel pone en peligro la seguridad del sistema

MILLONES DE ORDENADORES AFECTADOS POR UN FALLO EN LOS PROCESADORES DE INTEL