Son productos innovadores que generan una inmunidad más larga que las vacunas más antiguas y requieren menos dosis.

LA OMS APRUEBA LA PRIMERA VACUNA CONTRA LA FIEBRE TIFOIDEA APTA PARA BEBÉS