EL HOMBRE QUE SE NIEGA A MOSTRAR LA CARA EN INTERNET (Y LLEVA 25 AÑOS LOGRÁNDOLO CON ÉXITO)