¿SE PUEDEN MEDIR CON NÚMEROS LA SATISFACCIÓN Y OTROS SENTIMIENTOS HUMANOS?