DESPEJAR LA MIRADA Y ABRIR EL CORAZÓN