EL PRECIO DEL BITCÓIN SUPERA LOS 13.000 DÓLARES