LOS DATOS SE CONVIRTIERON EN LA ESTRELLA DE LA ECONOMÍA DIGITAL