LA INVERSIÓN FINANCIERA DUPLICA LA REAL