POR EL PACTO FISCAL Y CAMBIOS TRIBUTARIOS, BUENOS AIRES RECIBIRÍA INGRESOS EQUIVALENTES A SU DÉFICIT FINANCIERO