LA DEUDA DE EEUU TRASPASA LA MARCA HISTÓRICA DE 20 BILLONES DE DÓLARES