Los ocho deportados habían sido juzgados y condenados por delitos del fuero común, y no por potencial terrorista. La medida ha sido objeto de críticas.

ALEMANIA: REANUDAN DEPORTACIÓN DE AFGANOS