Cada vez más franceses se sienten ofendidos por la retórica arrogante y la mentalidad de triunfador del joven presidente francés

FRANCIA: LA REVUELTA DE LOS “VAGOS” Y LOS “CÍNICOS”