ESTADOS UNIDOS: LAS ANGUSTIAS FINANCIERAS DEL PAÍS CON LA MAYOR DEUDA EXTERNA DEL MUNDO