AUMENTAN LAS REACCIONES EN CONTRA DE LA INVESTIGACIÓN DE CORRUPCIÓN EN BRASIL