CONSEJO DE LA MAGISTRATURA: UN FESTIVAL DE SUELDOS Y VARIAS OBRAS BAJO SOSPECHA