ASISTIR ES UN DEBER HUMANITARIO