LA SEMANA DE LA MODA DE NUEVA YORK BUSCA UN ESCAPE EN TIEMPOS TURBULENTOS