PARA EL FISCAL, EL EX FONDO DE CAPUTO HABRÍA COBRADO UNOS $ 10 MILLONES