LA FIRMA EQUIFAX RECONOCE UN CIBERATAQUE QUE AFECTA A 143 MILLONES DE PERSONAS