El THAAD ha cosechado las protestas de países como China y Rusia, que consideran que el sistema podría emplearse para espiar a sus bases militares

COREA DEL SUR DESPLIEGA EL ESCUDO ANTIMISILES DE EE.UU. ANTE LA TENSIÓN CON PYONGYANG