CHINA, LISTA PARA CAMBIAR LAS REGLAS DE JUEGO DE EEUU EN EL MERCADO PETROLERO