El FGS invirtió 500 millones en un FCI que fundó el ministro, que además integra el comité que aprobó la operación.

LA FISCALÍA PREVISIONAL DENUNCIÓ A CAPUTO POR EL ESCÁNDALO CON LOS FONDOS DE ANSES