Se trata de una condición muy frecuente en los bebés, que los indispone y los vuelve irritables.

DESCUBRE LA TÉCNICA PARA CONTROLAR LOS GASES DE TU BEBÉ