El objeto celeste podrá ser observado desde la superficie terrestre con la ayuda de pequeños telescopios.

EL MAYOR ASTEROIDE JAMÁS VISTO POR LA NASA SE ACERCARÁ A LA TIERRA ESTE VIERNES