Estamos atrapados entre lo que tenemos que hacer, lo que querríamos hacer y lo que terminamos haciendo

OLVIDEMOS ESO DE NO TENER TIEMPO